El 17 de mayo se realizó un taller de robótica adaptada en el hospital beata María Ana al que acudieron niños y niñas con daño cerebral. La iniciativa de la Fundación Everis de trabajar en este taller adaptado fue un éxito, los niños y las niñas construyeron un mando con plastilina y cables, después un pequeño vehículo con piezas de lego y pudieron ver cómo «milagrosamente» aquello funcionaba.

La actividad fue divertida para todos y de paso se trabajaron habilidades de todo tipo, estaban presentes las terapeutas de la Unidad de daño cerebral infantil para ayudar a los peques.

Equipo de terapeutas de la Unidad de daño cerebral infantil y voluntarios de la Fundación Everis tras la celebración del Taller de robótica